domingo, 29 de abril de 2012

.:: A Liceo Militar se lo dieron vuelta ::.

Con dos tries de Gómez Cantileno y tres penales de Viney, Olivos logró revertir un partido que se les había presentado duro por la garra y el empuje de Liceo Militar. Fue una victoria por 28 a 13 producto a su reacción en los 25 minutos finales del encuentro.

El rugby tiene varias máximas, algunas muy nombradas y otras llevadas a la práctica en los partidos. Y una de ellas es la paciencia. Como la que tuvo Olivos para sacar adelante un partido complicado ante el duro Liceo Militar. Porque luego de ir en desventaja durante 55 minutos, logró la remontada gracias al aporte goleador de Gómez Cantileno –dos tries- y los 13 puntos de Viney que derivaron en el 28 a 13 a favor del conjunto de Munro.

Pero no sólo de la paciencia se aferró Olivos para cantar victoria en su visita a Loma Hermosa sino que también reflotó gracias a su poder de convicción. Porque luego de pasarla mal en el primer tiempo, donde el anfitrión lo golpeó de entrada con la conquista de Alonso (al minuto de juego), lo hostigó con los forwards y cuando pudo lastimó por afuera, el Team de Munro lentamente comenzó a resurgir de la derrota momentánea.
Tal vez el try de Bagattín (que se originó desde una pelota recuperada en un ruck), cuando la primera etapa estaba por bajar el telón, fue el bálsamo que necesitaban para ganar en confianza y envalentonarse de cara al complemento. Pues las circunstancias previo a la zambullida en la punta del wing no eran las mejores: perdía por 13 a 0 y jugaba con uno menos por la amarilla a Triulzi. 
Aunque el panorama para el complemento cambió radicalmente. Las formaciones lentamente comenzaron a pasar a manos de Olivos pese a que Liceo siempre los complicó, los backs fueron haciendo surcos en cada una de sus incursiones ofensivas y el tanteador los puso en ganador por primera vez en la fría tarde gracias a penales de Viney (14-13).

“Cambia, todo cambia” dice una canción popular. Y el desarrollo del partido en Loma Hermosa también. Porque en los 25 minutos finales del partido el team de Munro derrumbó la victoria parcial que había construido Liceo. En ese lapso, reapareció la fortaleza del visitante para agigantarse en las formaciones y romper la defensa rival con corridas punzantes.
Allí tomó preponderancia las apariciones de Gómez Cantileno, primero con un try atacando desplegado y luego con la segunda de su cuenta personal después de varias fases. Así fue que Olivos pudo revertir la historia de un partido que pintaba mal. Lo remontó y festejó

Fuente: A Pleno Rugby

No hay comentarios: