martes, 17 de abril de 2012

.:: Entrevista a Diego Campbell, tras la victoria ::.


Diego Campbell, el forward que tuvo 100% de efectividad a los palos en el clásico ante San Albano, dijo que Lomas tuvo su premio en el final porque nunca bajó los brazos y habló del llamativo rol que cumple desde la segunda línea.
     
 

Tras la resonante victoria en el clásico de la primera fecha, Lomas está de fiesta. Y Diego Campbell, segunda línea pateador, fue uno de los partícipes de un triunfo relevante con tres conversiones y un penal.
¿No es raro que un segunda línea sea el pateador de un equipo aunque los manuales indiquen que los forwards no deben jugar con los pies?
-Risas- ¿Y quién dijo eso? En las inferiores jugué siempre de apertura o de centro y pateé toda mi vida. Ahora en Primera juego de tercera, pero con los tres leones que hay es difícil entrar en esa posición y por eso pasé a jugar de segunda, que por suerte me sienta muy bien.
En el juego, según Chunga, Lomas tiene “mucho por mejorar y revisar”, sobre todo en las formaciones y deberá tratar de no cometer tantos penales, casi un atenuante durante el desarrollo del encuentro.
El festejo, con try agónico de Walter Weiss, le dio a Campbell, egresado del colegio San Albano, “un
a alegría enorme” y aseguró que los Philomates “en gran parte del partido no se dedicaron a jugar”.
¿Así se ganan los clásicos?
Sí, ellos nos ensuciaron mucho la pelota, sobre todo en los rucks. En mi opinión cometieron muchos penales porque nunca tuvieron la intención de jugar, no pudimos desarrollar el sistema de juego, pero con mucho huevo y muchas ganas luchamos hasta el final y por suerte nos pudimos llevar el triunfo.

¿Cuál fue la clave del triunfo?
La clave pasó, más que nada, porque nunca bajamos los brazos; ellos se nos venían, no paraban de atacar y nos pudimos defender. Ellos nunca nos pudieron entrar y fuimos a buscar el partido. Aunque no pudimos desarrollar el juego dinámico que nos propusimos en la pretemporada, igualmente lo pudimos ganar.

En el primer tiempo se vio un dominio de San Albano en formaciones fijas, sobre todo en el ruck y en el line. Pero eso se revirtió un poco, ellos no tuvieron tanto dominio en el complemento ¿lo hablaron eso en el vestuario?
Sí, tal cual. En el primer tiempo perdimos todos los lines, desconcentraciones propias más que virtud del rival, y con el ruido de afuera más los nervios no pudimos jugar como pretendíamos. Pero lo hablamos en el vestuario, como vos decís, y a partir del segundo tiempo pudimos mejorar el line y las formaciones en general; logramos poner en el campo de juego lo que laburamos en la semana.

La cantidad de penales que le sancionaron a Lomas fue muy alto, ¿a que se debió?
En juego y en dinámica fuimos muy superiores. Ellos usaron muy bien ese aspecto, se pusieron a tiro con los penales y eso que erraron dos o tres. Pero al final predominamos nosotros. Ese tema de los penales es algo que tenemos que trabajar desde todo punto de vista, otros equipos te ganan con eso.

Ahora van a trabajar distendidos después de este doble golpe: ganar en la primera fecha y ante San Albano. ¿dónde lo ves a Lomas en el futuro?
Lo veo entrenando a morir, yendo paso a paso como dice Mostaza Merlo -risas-; somos un equipo que nos cuesta todo y ahora estamos pensando en San Luis. Si bien fue nuestro clásico y lo pudimos ganar, se vieron mil cosas para mejorar, sobre todo en las formaciones y no cometer tantos penales, además de la concentración durante los 80 minutos.

Fuente: Rugby FUN
Por: Leandro Guerra


 

No hay comentarios: