sábado, 10 de septiembre de 2011

Se escapó a lo último

Concentrados y con una entrega descomunal, Los Pumas jugaron un partidazo, pero entre las chances desperdiciadas y el cansancio, se lo llevó Inglaterra en el final por 13 a 9. El equipo dejó una gran imagen que invita a soñar. Preocupan las lesiones de Felipe Contepomi y Gonzalo Tiesi.




Así, Pumas, así. Cumplieron, y con creces. Dejaron todo, tal como habían coincidido todos antes de salir a la cancha. No se improvisó como muchos creían. Se jugó, se batalló, se peleó cada pelota, se propuso un partido de igual a igual. Pero no pudo ser… Falta de eficacia, poca definición, escasa contundencia. Una constante en el ciclo.

Un equipo con exiguo poder de try, tampoco pudo hacer pie en los envíos a los postes. Veintiún puntos errados entre Contepomi, Rodríguez Gurruchaga (uno y cinco penales, respectivamente) y Agulla (drop a distancia), pagó (y vendió también) carísima la derrota. No obstante, se mejoró en la obtención, line y scrum funcionaron en plenitud y hubo garantías en defensa.


Cabeza fría y corazón caliente para jugar los primeros instantes como hay que jugar una Copa del Mundo. Concentración y decisión en Los Pumas, algo que desconcertó a una Inglaterra sin reacción, indisciplinada, fastidiosa, sin poder desplegar su ataque, sólo una esporádica corrida de Foden que no encontró apoyo.

Pero el seleccionado nacional volvió a mostrar esa carencia en la definición que le hubiera dado una buena diferencia en un primer tiempo netamente favorable. Cuatro patadas, algunas más factibles que otras, y repartidas tres en Rodríguez Gurruchaga y la restante en Contepomi, que se fueron afuera por poquito.
En el complemento, planteado así el duelo, el uso del pie cobró más relevancia de la que ya venía arrastrando. Partido cerrado, friccionado y terriblemente disputado (el contrarruckeo por parte de ambos resultó desgastante), ninguno se animó a más, y los nervios cobraron protagonismo. Eso sí, no se pueden desperdiciar tantas chances…

 
Incómodo y herido en su orgullo, Inglaterra quemó las naves. El cansancio se hizo sentir y La Rosa floreció con la conquista de Youngs a poco del final para pasar al frente. Un movimiento corto y de fases repercutió en la defensa argentina, que cedió en la última línea y sufrió el try debajo de los palos. Wilko, que había marrado feo antes, metió dos patadas seguidas y derrota en el debut…


Argentina (9): Martín Rodríguez Gurruchaga; Gonzalo Camacho, Gonzalo Tiesi, Santiago Fernández y Horacio Agulla; Felipe Contepomi (cap) y Nicolás Vergallo; Juan Martín Fernández Lobbe, Juan Manuel Leguizamón y Julio Farías Cabello; Patricio Albacete y Manuel Carizza; Juan Figallo, Mario Ledesma y Rodrigo Roncero.
Entrenador: Santiago Phelan.
Cambios: PT 17-19’, Martín Scelzo por Roncero (temporario); 25’, Marcelo Bosch por Contepomi, y 36’, Juan José Imhoff por Tiesi. ST 15’, Agustín Creevy por Ledesma; 17’, Martín Scelzo por Figallo; 28’, Alejandro Campos por Farías Cabello; 35’, Juan Figallo por Roncero, y 38’, Mariano Galarza por Leguizamón.
Suplente: Alfredo Lalanne.


Inglaterra (13): Ben Foden; Chris Ashton, Mike Tindall (cap), Manu Tuilagi y Delon Armitage; Jonny Wilkinson y Richard Wigglesworth; Nick Easter, James Haskell y Tom Croft; Courtney Lawes y Louis Deacon; Dan Cole, Steve Thompson y Andrew Sheridan.
Entrenador: Martin Johnson.
Cambios: ST 9’, Ben Youngs por Wigglesworth; 21’, Dylan Hartley por Thompson y Matt Stevens por Sheridan, y 26’, Tom Palmer por Deacon.
Suplentes: Tom Wood, Toby Flood y Matt Banahan.


Cancha: Otago Stadium, Dunedin.
Árbitro: Bryce Lawrence (Nueva Zelanda).
Jueces de Touch: Romain Poite (Francia) y Simon McDowell (Irlanda)
TMO: Matt Goddard (Australia).
Man of the Match: Juan Martín Fernández Lobbe (Argentina).




Por Ignacio Mango (@nachomango)
Fotos: Daylife

No hay comentarios: