martes, 13 de septiembre de 2011

.:: Pasa algo en el aire de Nueva Zelanda? ::.


En un entorno montañoso que ofrece los buscadores de emociones todos los medios posibles para olvidar sus problemas, Jonny Wilkinson optó por dirigirse al campo de entrenamiento y patear pelotas de rugby a los palos después de su pesadilla en Dunedin.
Sus cinco yerros contra Argentina dejó atónitos a sus compañeros de equipo de Inglaterra, a pesar de que los hombres de Martin Johnson habían comenzado su campaña en el Mundial con una victoria por 13-9.
Entonces, ¿cómo se siente Wilkinson después de su peor desempeño?

"He aprendido que uno sólo puede hacer lo mejor que puede. Lo que realmente me gusta es que nos enfrentamos a una situación muy dura y hemos comenzado con una victoria."

Con el jugador irlandés Jonny Sexton y el argentino Martin Rodríguez (seis fallos) también teniendo problemas con la pelota oficial Gilbert, surgen preguntas acerca de su fiabilidad, opiniones similares a las expresadas hace cuatro años cuando los All Blacks presentaron una denuncia después de que Dan Carter se perdió cinco intentos de los nueve contra Escocia.

En 2007 tambien se produjo un problema con balones de juego Gilbert excesivamente inflados en comparación con los de entrenamiento, pero ese no parece ser el caso ahora.

James Haskell, dijo: "El partido contra Argentina fue un llamado de atención,  va a ser una lucha terrible hacia el final del torneo”.
“Tenemos los jugadores y el planteo de juego  necesarios para ganar pero no podemos darnos  el lujo de errar tantos penales”. “Todos los jugadores tiene dias malos y el dia del partido contra Argentina no fue precisamente un buen dia de Jonny, pero seguimos estando con el porque sabemos que hara bien su trabajo”

Fuente:  properpint.co.uk

No hay comentarios: