domingo, 18 de septiembre de 2011

.:: Inglaterra 41 - 10 Georgia ::.

Inglaterra superó a Georgia por 41 a 10 en el Otago Stadium y consiguió su segunda victoria en igual cantidad de presentaciones por el Grupo B de la Rugby World Cup 2011.


El conjunto de Martin Johnson no fue superior en el terreno de juego y, al igual que ante Argentina, volvió a cometer una importante cantidad de penales (11 en el primer tiempo) que por varios pasajes del partido lo acorralaron en su campo, pero logró estar al frente porque capitalizó las ocasiones que tuvo para sumar.


Con apenas tres minutos jugados, el centro Shontayne Hape encontró un espacio en la base de un ruck y se fue solo hasta abajo de los palos para la apertura del marcador, que estaba 7-0 con la conversión de Flood.


Antes de los quince minutos, Georgia tuvo cuatro opciones de anotar, pero no logró ser efectivo. Primero, Machkhaneli pisó la línea cuando estaba por apoyar; después, Merab Kvirikashvili falló dos penales, uno frente a los palos, y, además, tuvo un line a 5 yardas en ataque que no pudo concretar.


Por el contrario, el conjunto de la Rosa aprovechó sus posibilidades. En su regreso con posesión al campo contrario, Hape llegó otra vez al try, Flood volvió a convertir y obtuvo una ventaja de 14-0. Sin dominar a su rival, Inglaterra tenía el poder de fuego suficiente para tener una ventaja considerable.


Kvirikashvili tuvo dos intentos más a los postes, y recién pudo convertir la segunda para descontar. Pero Flood, práctico como todo su equipo, acertó su único penal a los palos y se encargó de mantener la distancia de 17-3.


Aún así no se dio por vencido el campeón de la European Nations Cup, y en la última maniobra de la etapa inicial apostó al scrum con un hombre de más (fue amonestado Hartley) y su octavo Dimitri Basilaia, a pura potencia, se metió en el ingoal. Con la conversión de Kvirikashvili, la primera mitad cerró 17-10 favorable a Inglaterra.


Los tres cuartos hicieron la diferencia


El segundo tiempo se planteó de manera similar. Los Lelos, liderados por Mamuka Gorgodze, fueron hacia adelante con los delanteros e intentaron someter al pack inglés, que se excedió en infracciones. Pero Kvirikashvili continuó errático a los palos, aspecto en el que desperdició 15 puntos (cinco penales) y el rival no lo perdonó.


Conducidos por Flood, los backs de la Rosa explotaron los espacios que crearon y llegaron al try en cuatro oportunidades para asegurar el punto bonus y el éxito. Delon Armitage, Manu Tuilagui y Chris Ashton -dos veces- apoyaron en lo que fue una victoria final de 41-10.


El próximo compromiso de ambos será ante el mismo rival: Rumania. Mientras Inglaterra chocará el sábado 24 nuevamente en el Otago Stadium, Georgia hará lo propio el miércoles 28 de septiembre en Palmerston North.



No hay comentarios: