sábado, 14 de mayo de 2011

.:: Pampas XV se dio el gusto y grito Campeon ::.

Las finales hay que ganarlas, dice el refrán, y hoy Pampas dio su último gran paso en la Vodacom Cup, cumpliendo al pie de la letra el dicho.


En un partido deslucido, con muchas imprecisiones, el conjunto entrenado por Daniel Hourcade y Mauricio Reggiardo mostró su chapa de invicto y se quedó con el torneo tras vencer a Blue Bulls, último campeón, 14 a 9.

El encuentro comenzó con el equipo argentino tomando la iniciativa, tratando de someter a su rival, situando el juego en territorio adversario, pero cometiendo errores de manejo que no permitían concretar las buenas insinuaciones. Un buen penal de Nico Sánchez, a los 10 minutos de juego, fue la apertura del marcador para un equipo que se mostraba mejor que su rival, pero que no podía plasmar diferencias.



Pese a ser dominadores, Pampas chocaba una y otra vez con la defensa de los Bulls. Las armas de ataque de los argentinos eran neutralizadas por el rival, que se defendía bien y trataba de atacar sin desesperarse. Sin embargo, el dominio de los capitaneados por Miguel De Achaval iba a tener su recompensa. Después de atacar con los delanteros y quedar cerca del ingoal, Landajo abrió rápido la pelota para la punta y el Canario, Agustín Gosio, encaró para el ingoal y apoyó el único try de la noche. La conversión de Nico Sánchez daría en el poste, algo que sucedería en dos ocasiones más con intentos del Tucumano y luego de su reemplazante, Santiago González Iglesias.

Con una ventaja de 8 a 0, Los Pampas encararon el segundo tiempo con la misma actitud que el primero. Tratando de dominar a su rival a partir del juego de los forwards, para luego si, abrir la pelota y generar huecos en la defensa. La formula que tantos buenos resultados dio a lo largo del torneo, no tuvo tanto rédito para los argentinos, que pese a poder ampliar diferencias con un nuevo penal de Nico Sánchez, no lograron plasmar su mejor faceta en esta final.

Blue Bulls aprovechó el nerviosismo y los errores de Pampas, y con un penal de Marnitz Boshoff, achicó distancias. Por su parte, Santiago Iglesias se despachó con un penal desde mitad de cancha y volvió a poner una ventaja de 11 puntos (14 a 3), a falta de menos de 20 minutos.


El final del partido se jugó con dientes apretados y mostrando uno de los estandartes de Pampas XV en el torneo: la defensa. El pitazo final del referee Stuart Berry desató la alegría de toda la delegación Argentina. Era momento de festejar, sin dudas, era momento de gritar DALE CAMPEON!!!!

UAR

No hay comentarios: