lunes, 13 de septiembre de 2010

.:: Cordoba tiene nuevo Campeon ::.

Athletic que venía en pleno ascenso durante la tercera fase al igual que en semifinales, jugó un partido a todo o nada y venció a La Tablada por 20 a 17. Con este resultados los de barrio Jardín Espinosa se consagraron campeones de la temporada 2010.



En los primeros cuarenta minutos fue La Tablada quien se mostró mucho más concentrado dejando en claro que para jugar esta final tenía muchos argumentos tanto en ataque como en defensa y así dar pelea hasta el final. El 15 azulgrana desde el minuto uno, se lo noto muy predispuesto a jugar de todos lados buscando inquietar a su rival. Y cuando pudo pegar el primer golpe de Knok out, lo hizo a través de su wing Marcos Cano. Si bien el 10 de Urca no pudo sumar con la conversión, cuando pudo mover el tanteador no perdonó y lo hizo con dos penales.

Pero lo sorprendente fue que el 15 azulgrana no estaba solo estaba a tono en ataque sino también que en defensa era casi imposible de romper. En esa faceta se lucieron los terceras líneas Lucas Paschini, Luciano Baistrochi y Carlos Ayala. Mientras que en ataque uno de los encargados de ir siempre al frente y hacer daño fue el centro Santiago Tobal.

Athletic buscaba generar espacios como para dejar su sello pero le costaba demasiado encontrar alguna grieta en su adversario como para ganar metros. En este sentido los ingleses tuvieron un plan “A”, llamado Genaro Fessia, Diego Bustos y Gastón Cortes. Estos tres pesos pesados se encargaron de generar los espacios a través del pick and go el cual en varias ocasiones tuvieron un resultado positivo. A la hora de rompert los brazos por el lado de los backs, fue el salteño Agustín Simó quien se puso el traje de todo terreno. Y si rápidamente uno hace un balance de las pelotas que tocó el centro, podemos decir que el objetivo lo terminó cumpliendo.

El equipo de Jardín Espinosa en pocas ocasiones pudo meter un poco de miedo como para llegar cerca del ingoal rival. Es por eso que La Tablada se fue al descanso con un resultado favorable de 11 a 6 pero lo que había hecho un equipo y otro, no era negocio para el 15 del Bosque.

En el segundo tiempo el partido gano mucho en emoción. El conjunto de la zona sur de nuestra capital, mostró otra cara. Una cara de agresividad dispuesta a dar pelea hasta que las velas ardan. El liderazgo de Cristian Barrea al frente de los ocho gordos tuvo mucho que ver con la levantada roja y negra. Durante los primeros diez minutos fue Athletic quien neutralizó el juego y le robó la pelota a su rival. Gracias a esta posesión, fueron torciendo la balanza a punto tal que llegaría al try después de una avivada del experimentado número 9. Pero eso no sería todo porque desde una posición muy esquinada, Guillamondegui clavaría la conversión para dejar el resultado parcial 13 a 11. Athletic pasaba al frente por primera vez en la gran final y sin dudas que este try fue una gran inyección anímica para toda la parcialidad inglesa.

Tablada más allá de la adversidad, nunca se paso de rosca. Si bien desperdició una ocasión increíble para sumar con el pie de Pez en donde el 10 le jugó una patada cruzada a Cano al mejor estilo Jonny Wilkinson, los de camiseta azul y roja, se quedaron sin el pan y sin la torta. Tablada no solo que no sumaba tres puntos factibles sino que esta inteligencia del medio aperturar, terminaría en un scrum a favor de Athletic por knock on.

Pero más allá de esta mal decisión los dirigidos por Javier Caminotti, descontarían con un drop y un penal de Pez a los 20 y 33 minutos para dejarlos arriba en el marcador. Todo hacía parecer que la historia ya estaba sentenciada con los de Urca como grandes candidatos a levantar la copa pero en ese preciso momento, Athletic comenzó a desesperarse ya que tenía muy en claro que el reloj le empezaría a jugar en contra. Es por eso que los hermanos Fissore y Juan Scarpatti, movieron el banco como para darle un poco más de aire a los jugadores recién ingresados y en posiciones claves como lo fueron los ingresos de Alejandro Cuenca, Matías Estevez, José Somaré, Agustín Achaval por el lado de los forwards, mientras que Facundo Becerra y Gonzalo Samuele, lo hicieron en los backs.

Athletic se desperto y fiel a un estilo pocas veces visto en su historia, apostó una infinidad de veces al juego agrupado con la única intensión de quebrar la defensa azul y roja. Lo busco en tantas ocasiones que cuando el tiempo marcaba cuarenta y pico de minutos los capitaneados por Diego Bustos, sacaron fuerzas vaya a saber uno de donde y arrinconó al gran candidato de todos. Tablada entró en un estado de coma en donde los médicos ya le habían asignado una habitación en terapia intensiva.

Más allá de esta decaída, intento frenar los embates de Athletic hasta que Facundo Becerra a pocos metros del ingoal del conjunto de Urca, liberó la ovalada para que termine en los brazos de Miguel “Miliki” González. El fullback se saco varias marcas de encima y allá fue a parar. Si, Athletic a los 48 minutos daba vuelta la historia no solo para ponerse arriba en el marcador sino para desatar una gran alegría en toda su gente

 Webb Ellis, Pelota Oficial de la Union Cordobesa de Rugby

No hay comentarios: