lunes, 12 de julio de 2010

.:: Lomas, encendido ::.

En un partido áspero y físico, Lomas pudo alzarse con la victoria, 21-14, ante Manuel Belgrano producto al trabajo de su pack de forwards y al oportunismo de sus tres cuartos que capitalizaron las situaciones que tuvieron. La figura del ganador fue Ignacio Redruello (11 puntos).


A contratiempo de los que usualmente son sus inicios de torneo Lomas comenzó el Top 14 en ganador dado que hilvanó su segundo triunfo en la misma cantidad de partidos. En Longchamps, derrotó a Manuel Belgrano por 21-14, en un partido que sobre el final se le escapó la oportunidad de sumar el punto bonus.

El match fue áspero y físico, justamente en ese terreno el Tricolor logró resolverlo a su favor por el trabajo destacado de sus forwards, ante un pack también poderoso, y a la precisión de sus tres cuartos que cambiaron por tries las escasas pelotas que les llegaron.
Las emociones llegaron casi con el pitazo inicial porque Ignacio Redruello pondría en ventaja al anfitrión con un penal y luego, el propio medios scrum, aprovechó un hueco para filtrarse por el ciego y anotar el primer try de la tarde.

Manuel Belgrano casi por reflejo reaccionó con los penales de Franco Stivala, un método casi infalible que es una vía confiable para armar un colchón de puntos. Aún así careció de poder ofensivo y pecó por sus inconductas.

El vértigo del partido llegó hasta los diez minutos, luego de que Walter Weiss concluyera en el in-goal del Marista una jugada de gran factura. Con el correr del tiempo el enfrentamiento se enfrió y por eso el parcial fue 13-6.
Para el complemento la tarde se tornó algo fría y el partido cortado. Una gran cantidad de infracciones fueron poniéndole frenos al correr de la guinda. Sin embargo, Adrián Cherro volvió a explotar su potencia en el tren inferior y en una de sus clásicas levantadas (esta vez desde un ruck) apoyó la tercera conquista para Lomas.

Si bien los puntos le agregaban pimienta al match los movimientos toscos de los forwards y alguna escaramuza perdida entorpecieron el desarrollo del partido. Además, ambos tuvieron que jugar con un jugador menos por el desenfreno físico que desembocó con tarjetas amarillas.
Ya casi cuando el partido agonizaba y tras taladrar con los gordos, Fernando Diez le quitó el bonus al Tricolor con su try, y a su vez hizo que su equipo sumara un poroto por perder por menos de ocho (21-14).

                                          Redruello, figura nuevamente.

Fuente y Fotos: A Pleno Rugby

No hay comentarios: