lunes, 5 de julio de 2010

.:: Lomas dueño del Sur ::.

Lomas nuevamente se adueñó del Sur. Y por segunda vez en el año lo hizo en Burzaco, como si el destino hubiese elegido ese escenario para las dos victorias del Tricolor ante su clásico rival.

Y nada mejor que un triunfo ante el eterno rival para comenzar a transitar el camino por el Top 14. Porque está claro que esta victoria no solo le representará a Lomas la posibilidad de sumar puntos en la tabla de posiciones, sino que le inyectará una dosis de confianza clave, en una instancia donde el campeonato comienza a tomar envión hacia la recta final.

Esta vez, Lomas construyó su triunfo a partir del pié de Ignacio Redruello. En un clásico que no se caracterizó por el buen juego, el 9 resultó clave para establecer las diferencias en el marcador: marcó 14 puntos -4 penales y 1 conversión-.

A los 7, Nacho acertó el primer envío a los postes para poner a Lomas arriba en el tanteador, lugar que nunca abandonaría hasta el final del match.

Sin muchas ideas y con más fricción que buen juego, el primer tiempo se deshizo en intentos de un lado y del otro, pero sin mayores sobresaltos para ambos equipos.

Recién en el complemento, Lomas volvió golpear. Y lo hizo con la mejor carta que mostró a lo largo de toda la tarde. Nuevamente, Ignacio Redruello acertó dos penales para ampliar las diferencias (9 a 0).

Recién ahí Pucará sintió el golpe y salió decidido a achicar el marcador. Y el método elegido para encabezar la reacción fue la potencia de su pack de forwards. Entonces, tras varias embestidas, fue Lipa Urriza quien logró quebrar la férrea defensa que había planteado el Tricolor y a puro coraje terminó dentro del in-goal de Lomas.

Con la conversión de Matías Thomas, el marcador quedó 7 a 9 para el Trico. La lógica indicaba que el Rojo debía continuar con su reacción, pero Lomas hizo valer su oficio y puso el juego lejos de su in-goal.

Nacho Redruello entró nuevamente en acción y transformó un nuevo penal en 3 puntos para dejar el parcial 12 a 7.

El clásico aún seguí sin definirse, pero la escacez de ideas por parte del local hacía suponer que la victoria sería nuevamente del Tricolor. Hasta que sobre el final apareció Santiago Gómez Cora para aprovechar uno de los pocos ataques que tuvo en su poder y sentenciar la historia.

Entonces, sí Lomas volvió a festejar en Burzaco y se fue del clásico con una sonrisa, para encarar el Top 14 con el ánimo por las nubes y sentirse dueño del barrio hasta el próximo año.

Fuente y Fotos: A Pleno Rugby

No hay comentarios: