lunes, 12 de abril de 2010

.:: Copa Citi: Lomas solido y convincente ::.


Así se mostró el team Tricolor, campeón de la Copa de Plata el año pasado, que con autoridad primero (27-10) y oficio después (14-0), despachó sin sobresaltos a Olivos y a Centro Naval para adjudicarse la Zona 11 y meterse en la lucha por el Oro. Ignacio Redruello (21 puntos, dos tries), de lo mejorcito de la tarde.

La pregunta que surcó el largo camino desde la cancha principal a las otras donde jugaron las demás divisiones, tras una muy convincente y meritoria actuación de Lomas que le valió los dos triunfos y la clasificación directa a la Copa de Oro, intentó dilucidar si el equipo de Longchamps, con algunos nombres que faltaron, tiene buenos argumentos para afrontar lo que viene con la misma solidez y no repetir viejas historias. Con ausencias clave ya sea por lesión o por obligación (los Gómez Cora, Baud, Birba, Weiss, entre otros), el Tricolor igual se las ingenió para dejar bien en claro la seriedad con la que encaró esta segunda edición de la Copa Citi, en la que defiende la Plata

Con autoridad y contundencia primero
(27-10) y prestancia y oficio después (14-0), derrotó solemnemente a sus dos rivales, Olivos y Centro Naval, y se adjudicó sin sobresaltos la Zona 11. La marcada diferencia del match inaugural de la jornada entre dos conjuntos de Primera sorprendió a propios y extraños.
El team de Munro también presentó lo mejor de su repertorio, aunque en ciertas situaciones puntuales terminó pagando caro las bajas de algunos de sus caballitos de batalla como Ale Broggi, el capitán Santos o Fernando Ihler.
Lomas encontró rápidamente la ventaja y luego manejó el partido a voluntad. Atacó constantemente y de haber afilado un poco los pases en la última línea, habría liquidado la historia en un primer tiempo que fue parejo en el resultado (8-3 para los del Sur) pero con la cancha inclinada en favor de un solo equipo.

Así, entonces, lo sentenció en el complemento, cuando aceitó los movimientos y anotó en cada aproximación al ingoal rival. Fueron tres (pudieron ser más), el más emotivo, el de Adrián Cherro, desafectado a último momento del plantel de Las Águilas que finalmente no pudo pasar a semifinales. Con toda su humildad,
preguntó si podía jugar para su querido Tricolor, obviamente le dijeron que sí y de dio un pequeño gustito en medio de la desilusión. Sobre el cierre, Olivos apuró y descontó a través de Triulzi. Si bien no corrió riesgo el triunfo, las piernas pesaron un poco y apenas pudo sumar con un rapto de inspiración de Nacho Redruello: jugó rápido un penal mientras a todo Centro Naval le calaba hondo la modorra de una apacible tarde de solcito en el bajo Núñez, y luego fue el guía espiritual de unos potentes forwards que forzaron un try penal

Fuente y Fotos: www.aplenorugby.com.ar

No hay comentarios: