lunes, 22 de marzo de 2010

.:: Gales termino con una alegria ::.


La puntería de Stephen Jones no le perdonó una a Italia y ayudó para comenzar a redondear el triunfo de Gales por 33-10 en el Millenium en la última fecha del Seis Naciones.
En el segundo tiempo llegaron los tries de James Hook y Shane Williams para cerrar el partido.
A los tanos se les quebró el espíritu; así de sencillo. Durante el primer tiempo fueron, fueron y fueron. Pero nunca se les cayó una idea como para comprometer el ingoal del dueño de casa. En cambio, el Dragón encontró en el botín de Jones el arma perfecta para empezar a apilar puntos cada vez que la visita cometía un error. Así se construyó una cómoda ventaja de 12-0 al cabo del primer tiempo.

El momento clave del partido fue el comienzo del complemento. Gales empujó con su scrum y Lee Byrne desequilibró para cederle la conquista a Hook. Jones agregó los extras sin problemas. Por si faltaba algo para hacerle bajar los brazos a los tanos, llegaron la amarilla para Mauro Bergamasco (offside grosero en un ruck) y la segunda estocada de Hook. Los porotos de Jones dejaron las cosas 26-0. Partido liquidado a casi 20 minutos del cierre. El hermano de Mauro, Mirco, fue el que rompió el cero en la chapa para Italia, que extrañamente eligió los palos en vez de buscar el touch para apuntarle al try, como acostumbra empujado por su orgullo.

Cuando el partido bostezaba, Byrne hizo levantar a todos de sus asientos una vez más con su escapada, que terminó en el pasamanos de Shanklin y Williams para el último try de Gales en este Seis Naciones. Luego, en la Azzurra apoyó McLean sobre el final, pero sólo sirvió para maquillar el resultado de un partido que nunca estuvo en duda.

No hay comentarios: