lunes, 2 de noviembre de 2009

.:: Universidad Nacional de Cordoba Campeon ::.



A veces la propia razón no entiende de emociones. Vaya usted a explicarles algo a los muchachos de Universidad Nacional de Córdoba, campeones de la Zona Desarrollo Ascenso, con el 23-10 a Las Águilas de General Deheza. Un grupo de chicos que no sólo crecieron en la capital cordobesa, sino que provienen de distintos puntos de la Argentina y el destino quiso que se conocieran formando un equipo. El destino quiso que se hicieran hombres jugando al rugby y que formaran una amistad de fierro fuera de la cancha. Nadie va a poder decirles nada porque simplemente esta emoción no tiene explicación. O sí…¡UNC campeón!

La cancha del Jockey Club Córdoba tuvo un marco excelente. Daban ganas entrar a ese césped que se veía lindo desde afuera, bien marcado, con el plus de carteles publicitarios importantes. Pero todo el contorno, por más coqueto que se presente no competía con el objetivo de los dos equipos: jugar (y ganar) la final de la Zona Desarrollo Ascenso. Hasta se dejó de lado el hecho de que los dos equipos ya habían ascendido a la Zona Campeonato, para aquellos que pensaban ver un juego distendido y “pacífico”.

El primer tiempo fue muy trabado y parejo. Las hinchadas se encargaron de darle un toque de emoción a puro cántico. Al principio, más locuaces los de la “Nacio”, luego del intento de drop fallido de Las Águilas, pero después los seguidores rojinegros iban a contestar. UNC intentaba un poco más, aunque los de General Deheza no dejaban generar juego, asfixiando bastante. De esta forma Las Águilas, si bien tampoco tenían muchas chances de try, incomodaban al adversario a más no poder, salvo alguna que otra jugada aislada, por el sector de los wines Jatuff y Díaz y el empuje de Sambrizi. El encuentro comenzó a calentarse más con una amarilla para cada bando, y eso era pasto para las fieras del tablón: “Tienen miedooo”, “no se escucha, si no cantamos todos…”, “es para vos, es para vos” y otros hits desafiantes. La final era concentración, fuerza, ganas y no cometer errores que cuesten caro. Ah, más adelante recordarán este último ítem.



Se iba la primera parte, empatados en cero, ya que Ruiz tampoco convirtió en su intento de drop. Pero a cinco minutos del descanso Chavarría convirtió un penal, y en su vuelta al propio sector de campo miró desafiante a la bochinchera hinchada de la “Nacio”. UNC abajo, cometiendo nock on y sin encontrar su propio juego, ese que a lo largo del año le permitió ganar muchísimos partidos. Ahora sí, ¿recuerdan eso de no cometer errores que cuesten caro? Un hombre de Las Águilas tiró fuertemente la guinda cuando los jugadores se formaban para el line. Penal para UNC, Ruiz la juega al touch. Lanzan bien el line, lo juegan, abren para Martín Julio que se la pasa a Jatuff y try para UNC. Aquello que los vestidos de azul no habían podido hacer en casi todo un parcial, lo encontraban segundos antes del final del primer tiempo.

El apertura Ruiz iba a ser ángel y demonio en el complemento, con tres penales convertidos que aumentaron considerablemente el marcador, dos errados y la expulsión por doble amarilla. Las Águilas no se quedaron atrás con eso de las tarjetas, y sufrieron dos amonestados. Con la ventaja UNC se mostró mucho más cómodo, mientras que Las Águilas encontraban muchas dificultades a la hora de generar juego y crear ocasiones de try. Ninguna duda cabía que los dos conjuntos dejaban absolutamente todo, pero si lo hacían bien o no, es otra cuestión.

A 10 del final los rojinegros tuvieron sus mayores chances. Primero, tras jugar un penal, la jugada preparada no tuvo eficacia. Pero después Alejandro Titarelli apoyó la guinda dejando el marcador abierto para los minutos que quedaban. UNC no podía fallar, y no lo hizo, en la última que tuvo, tras un interminable maul. La abrieron muy bien para Díaz, y el “Pato” se tiró a la gloria, con el pitazo final de fondo.

Ya está, todo UNC tiene su merecido festejo, por lo hecho a lo largo del año, mejorando continuamente desde aquellos días de mediados de abril. Este gran grupo humano, guiado por el entrenador José Arias, alcanzó el objetivo planeado, y ya tiene en la Zona Campeonato una próxima meta para plantearse. Las Águilas entendieron que se perdió una final, pero que no empaña para nada el ascenso conseguido, y por ello formaron un túnel para aplaudir al campeón. Los dos quieren seguir para adelante, ninguno quiere parar. El 2010 dará respuesta a un nuevo desafío.

Fuente / Fotos: www.ascensorugby.com.ar

No hay comentarios: