lunes, 5 de octubre de 2009

.:: Resumen Lomas vs La Plata ::.

Pareciera que el masoquismo se practica por Manuel Gonnet. Y se disfruta, aunque resulte impensado. Y hay algunos hechos que parecen confirmar esa teoría. El primero se dio en la pasada jornada, cuando recibió a Pucará. Lo ganaba tranquilo 19-0, y terminó mirando de reojo el reloj.

Y el otro sucedió en la tarde de Longchamps, donde directamente estuvo con la soga al cuello. Está bien que el último try del Tricolor fue en el descuento –que selló el 27-26 final para los de amarillo-, pero si Nacho Redruello no desviaba un penal que tuvo en el complemento era otro cantar.



Por eso, el Canario sabe que a partir de ahora no debe relajarse ni un minuto si aspira a entrar en las semifinales, lugar al que hoy está accediendo.

“Lomas nos puede complicar mucho”, vaticinó en la previa Esteban Durante, cuando habló con A Pleno Rugby. Y el wing no se equivocó, porque el local salió a jugar suelto, sin presión, y eso quedó evidenciado al comienzo, como durante todo el encuentro ante Hindú, de la semana anterior.

Tackleando en todos los sectores, forzando al error y siendo punzante en ataque, los frutos llegaron temprano para el Tricolor.

Cherro levantó de un scrum robado en su campo, puso quinta pegado a la banda izquierda, y avanzó hasta las 22 visitantes, donde cuidó la guinda, para esperar el apoyo, que llegó en manada: tres pases y la asistencia para Juampi Suárez, que apoyó para abrir el marcador.

La Plata parecía no estar jugando con la intensidad que acostumbra, pero se sabe que si se enchufa mete miedo. Y de algún lado tiraron un cable para ponerle 220. Porque desde la segunda mitad del primer tiempo (la primera mitad fue 13-5 para el visitante) y la mitad del complemento hizo un monólogo del encuentro.

En ese período anotó los 27 puntos del partido, comandado por un pack que empezó a hacer la diferencia, y con Fernández Gentili como abanderado, tanto en la marca como rompiendo líneas en ataque (no señores, no se hace lobby por el octavo, juega bien de verdad). Por si faltaba algo, Dimas Suffern Quirno hizo de su pegada un monumento a la precisión.

Así llegaron los tries de los dirigidos por Carrara y Meneses. El primero de Della Salda, tras el empuje de los forwards en un scrum 5.

El segundo fue del Colo Fernández Gentili, luego del pase de Molina, que recibió una asistencia deliciosa de Suffern Quirno con el pie. Justamente el apertura se encargó de hacer el tercero en una corrida y, junto a otros dos penales, completó el pasaje furioso del Canario.

Pero hasta ahí llegaron. Es cierto que tuvo dos oportunidades más de apoyar (una en cada tiempo), pero inconscientemente se relajó, se sintió como que estaba cerrado. Y no fue así, porque Lomas empezó a jugar de todos lados, usando las manos y dándole dinámica a los movimientos.

Cherro, el mejor del Tricolor, culminó una excelente jugada que fue de izquierda a derecha, tuvo tres fases de juego y empezó con una destreza individual de Pablo Gómez Cora que sólo puede tener un jugador del Seven (giro sobre su eje, amagó a pasarla para adentro y se escapó pegado a la línea 30 metros).

La Plata se llenó de nervios que tradujo en penales primero, y amarillas después, algo que le sirvió al conjunto de Longchamps para usar aun más el ancho de la cancha. Luego del segundo try de Baud por medio de un line-maul, llegó el tercero de Baraboglia, recientemente ingresado.

No hubo tiempo para más, La Plata ganó con lo justo y se lleva para la Ciudad de las diagonales el cuarto lugar, como también el susto y la preocupación de saber que si no quiere caerse del lote de arriba no puede relajarse. Sobre todo sabiendo que hay una Zanja por delante.

Fuente: Aplenorugby

No hay comentarios: