jueves, 8 de octubre de 2009

.:: Bouquet y Piccaluga ya juegan el clasico ::.


Amigos en la vida y rivales en la cancha, Jaime Bouquet, fullback de Champa, y Santiago Piccaluga, centro de Newman, palpitaron con A Pleno Rugby el derby de los colegios que se jugará este sábado en Pacheco. “Ojalá que no me haga ni un punto”, se desearon mutuamente los pateadores.

“¿Tenemos que poner cara de malos, de rivalidad?”, coinciden, sorprendidos, ante el pedido de la fotógrafa de A Pleno Rugby. Y, nobleza obliga, esos gestos no les salieron muy bien.

Es que así es el rugby, forja amistades que sobrepasan las rivalidades. Si no, basta con mirar a Jaime Bouquet y Santiago Piccaluga, uno de Champagnat y otro de Newman, que este sábado jugarán el clásico de los Colegios, en Pacheco. En la previa, el fullback de Champa y el centro del Bordó fueron convocados por A Pleno Rugby y ellos respondieron con una charla diferente, amena, y con alguna que otra chicana… Adelante.

Ambos pateadores y goleadores de sus equipos, saben que son una de las armas más peligrosas que tendrán para quedarse con el derby. Aunque eso no les preocupa mucho… ¿O sí?

“En un clásico los partidos salen muy friccionados y es inevitable hacer penales. Trataremos de cometer los menos posibles y esperemos que él no esté muy certero, je”, arranca Picca. “Ojalá que el señor esta vez no nos gane con sus patadas”, contesta Meme, consciente de que en el último clásico, que terminó 18-14 para los de Benavídez, el centro anotó todos los puntos de su equipo. “Sí, pero también me erré otros 18. Es complicado”, recuerda el rubio.

Entonces, ¿qué se desean para este partido? “Que no me haga ni un punto”, coinciden señalándose uno al otro. Aunque esa maldad les dura muy poco… “Es complicado, por un lado querés que erre, pero como sabés lo que se siente, también pensás en el otro y es un bajón. Mejor no cometer penales y que ni tenga la chance de patear”, se solidariza Picca con total conocimiento de causa de parte de Jaime.

-¿Cómo están? ¿Cómo es esta semana previa, mucha ansiedad?
-Santiago Piccaluga: Y, es distinta. Nosotros venimos de un año malo, en cuanto a juego y a lesiones, y salvo por el grupo y por lo externo al rugby, venimos mal. Pero la semana se vive de manera distinta por más que quieras hacer todo lo mismo, es un partido especial.
-Jaime Bouquet: Nosotros parecido. Si bien levantamos en los últimos partidos, venimos de un año en el que esperábamos mucho más, perdimos partidos boludos. Ahora se viene el clásico y es un partido aparte, y creo que a los dos nos sirve ganar. El que termine ganando va a ser feliz y el otro va a tener que esperar un año más.

-¿Lo viven de manera especial enfrentarse? Como se conocen, ya compartieron algún clásico en Menores…
-SP: Sí, está buenísimo cruzarte con chicos que conocés, los de tu camada que hace un montón venís jugando contra ellos… Ya te hacés amigo. Esto es lo lindo de este deporte.
-JB: Yo, como empecé de grande, el primero lo jugué a los 17 y nunca pude ganar. En Primera jugué contra el señor (lo mira a Santi) en 2006 y perdimos también. Espero que la tercera sea la vencida.


-Los llevo un poco al rugby. ¿De qué es lo más peligroso que se tienen que cuidar del otro equipo?
-SP: Champa tiene una defensa muy, muy buena que genera muchas pelotas recuperadas y muchos penales en lo que es la pesca. Ultimamente, por lo que pude ver, le está dando mucho ritmo al juego, juegan rápido el lado hábil. Tenemos que tener cuidado con eso, que no se agranden y jugar a nuestro ritmo, a lo que nosotros queremos jugar.
-JB: Tenemos un juego parecido, por ahí ellos tienden a jugar un poco más por afuera y vuelan. Juegan muy inteligente. Tienen varias figuras adentro del equipo. Tendremos que tratar de no caer en los errores de todos los partidos.

Elogios al margen, llega el momento de las intimidades: cábalas, que las hay, las hay… ¿Pero se cuentan? “Yo soy muy cabulero. En boludeces, pero lo soy. Por ejemplo, siempre uso las mismas medias –cuenta Jaime-. En casa somos tres hermanos y todos jugamos así que las mías las tengo marcadas”. “Yo, más que cábalas tengo rutinas –responde Santi-. Siempre desayuno lo mismo, voy al club y almuerzo con la misa gente, entro a la misma hora al vestuario. Es para mantener la concentración”.

Pero eso sí, hubo algo a lo que uno de los dos arrugó, hay que mencionarlo: ¿se animarán a apostar algo con el grabador de A Pleno Rugby como único testigo?

“Apuestas no, a lo sumo se disfruta después del partido ver al otro medio caliente por cosas del juego y esas boludeces, pero apuestas no. Además, generalmente cuando apuesto me trae mala suerte. Sobre todo en los partidos de fútbol, me iba mal en los Boca-River y chau, nunca más aposté. Pero lo que diga el señor, si quiere apostar, apostamos”, tira Jaime que, parece, se fue convenciendo solito a medida que daba la respuesta.

“Mmm, mejor no, es una carga más para el juego. Y eso que a mí mal no me iba: con Boca, en los ’90 viví de arriba de todo lo que ganaba, jaja”, se achicó Santi.


-Por último, para cerrar, les pido que se la jueguen y tiren un resultado. ¿Se animan?
-SP: Uhh, no sé si ir por el lado de la yeta y decir que gana Champa o nosotros… No tengo ni idea, vamos a ver qué sale el sábado. Espero que ganemos.
-JB: Gana Newman, sin dudas jaja. Por poco pero ganan.

¿Lo podrá mufar Jaime o finalmente el partido será para Newman, como en 11 de las últimas 15 veces que se enfrentaron desde hace 13 años para acá? El sábado se sabrá.

Por Gustavo Pando
Fotos: Cynthia R Almirón
aplenorugby@gmail.com
Gentileza: www.aplenorugby.com.ar


www.xeltic.com.ar




No hay comentarios: